Gen
Ex
Lev
Num
Deut
Jos
Jue
Rut
1 Sam
2 Sam
1 Re
2 Re
1 Cró
2 Cró
Esd
Neh
Tob
Jdt
Est
Job
Sal
Prov
Ecles
Cant
Sab
Sir
Isa
Jer
Lam
Bar
Ezeq
Dan
Os
Joel
Amós
Abd
Jon
Miq
Nah
Hab
Sof
Ag
Zac
Mal
1 Mac
2 Mac
SALMO de David: para el fin. 2 Oh Dios mío, no calles mi alabanza; porque el hombre inicuo y el traidor han desatado sus lenguas contra mí. 3 Con lengua falaz hablaron contra mí; y con discursos odiosos me han cercado, y me han combatido sin motivo alguno. 4 En vez de amarme, me calumniaban; mas yo oraba. 5 Me volvieron mal por bien y me pagaron con odio el amor que yo les tenía. 6 Sujétale, Señor, al dominio del pecador, y esté el diablo a su derecha. 7 Cuando sea juzgado, salga condenado; y su oración sea un nuevo delito. 8 Acortados sean sus días y ocupe otro su ministerio o puesto.


9 Huérfanos se vean sus hijos, y viuda su mujer. 10 Anden prófugos y mendigos sus hijos, y sean arrojados de sus habitaciones. 11 El usurero dé caza a todos sus bienes, y sea presa de los extraños el fruto de sus fatigas. 12 No halle quien le tenga compasión, ni quien se apiade de sus huérfanos.
13 Sean exterminados todos sus hijos; pasada una sola generación quede ya borrado su nombre. 14 Renuévese en la presencia de Dios la memoria de la iniquidad de sus padres; nunca se borre el pecado de su madre. 15 Estén siempre los delitos de ellos ante los ojos del Señor, y desaparezca de la tierra su memoria, 16 por cuanto no pensó en usar de misericordia, 17 antes bien ha perseguido al hombre desamparado y al mendigo, y al afligido de corazón, para matarle. 18 Amó la maldición, y le caerá encima; y pues no quiso la bendición, ésta se retirará lejos de él. Se vistió de la maldición como un vestido, y penetró ella como agua en sus entrañas, y caló como aceite hasta sus huesos. 19 Sírvale como de túnica con que se cubra, y como de cíngulo con que siempre se ciña. 20 Esto es lo que ganan para con el Señor los que maldicen y maquinan contra mi vida. 21 Pero tú, ¡oh Señor, Señor Dios mío!, ponte de mi parte por amor de tu Nombre; porque suave es tu misericordia. 22 Líbrame, porque soy pobre y necesitado; y turbado está interiormente mi corazón. 23 Como sombra que huye, así voy desapareciendo; y soy sacudido como las langostas. 24 Mis rodillas se han debilitado por el ayuno, y está extenuada mi carne.
25 Estoy hecho el escarnio de ellos; me miran, y meneando sus cabezas me insultan. 26 Ayúdame tú, Señor Dios mío, sálvame según tu misericordia. 27 Y sepan que aquí anda tu mano, y que es cosa, Señor, que tú haces. 28 Ellos me echarán maldiciones, y tú me bendecirás; queden confundidos los que se levantan contra mí; entretanto tu siervo estará lleno de alegría. 29 Cubiertos sean de ignominia mis acusadores, y envueltos en su afrenta como en una doble manta. 30 Mi boca se deshará en acciones de gracias al Señor; y cantaré sus alabanzas en medio de una multitud. 31 Porque se puso a la derecha de este pobre, para salvarle de los que conspiraban contra su vida.

Mt

Mc

Lc

Jn

Hech

Rom

1 Cor

2 Cor

Gál

Efes

Fil

Col

1 Tes

2 Tes

1 Tim

2 Tim

Tit

Filem

Heb

Sant

1 Ped

2 Ped

1 Jn

2 Jn

3 Jn

Judas

Apoc

 

Padre
Hijo
Espíritu Santo
Ángeles
Satanás
Comentario
Referencia
Ilustración
Atlas