Gen
Ex
Lev
Num
Deut
Jos
Jue
Rut
1 Sam
2 Sam
1 Re
2 Re
1 Cró
2 Cró
Esd
Neh
Tob
Jdt
Est
Job
Sal
Prov
Ecles
Cant
Sab
Sir
Isa
Jer
Lam
Bar
Ezeq
Dan
Os
Joel
Amós
Abd
Jon
Miq
Nah
Hab
Sof
Ag
Zac
Mal
1 Mac
2 Mac
SALMO de David. Regocijaos, ¡oh justos!, en el Señor; a los rectos de corazón es a quienes les está bien alabarle. 2 Alabad al Señor con la cítara, cantadle himnos tañendo el salterio. 3 Entonad un cántico nuevo, cantadle a coro suaves himnos. 4 Porque la palabra del Señor es recta, y su fidelidad brilla en todas sus obras. 5 Ama la misericordia y la justicia; toda la tierra está llena de la misericordia del Señor. 6 Por la palabra del Señor se fundaron los cielos, y por el espíritu de su boca se formó todo su concierto y belleza.


7 El tiene recogidas las aguas del mar, como en un odre, y puestos en depósito los abismos.


8 Tema al Señor la tierra toda; tiemblen en su presencia cuantos la tierra habitan. 9 Porque él habló, y todo quedó hecho; lo mandó y todo fue creado.


10 El Señor desbarata los proyectos de las naciones; deshace los designios de los pueblos, e inutiliza los planes de los príncipes.


11 Mas los designios del Señor permanecen eternamente; las disposiciones de su voluntad subsisten por todas las generaciones. 12 Feliz la nación cuyo Dios es el Señor, el pueblo a quien escogió por herencia propia suya.
13 Observó desde el cielo el Señor; vio a todos los hijos de los hombres. 14 Desde su firmísimo trono echó una mirada sobre todos los habitantes de la tierra. 15 El es el que formó el corazón de cada uno; el que conoce todo lo que hacen. 16 No por su gran poderío se salva el rey; ni se salvará el gigante por su valentía. 17 El caballo no es seguro para salvarse en él; no por su mucho brío pondrá a salvo al jinete. 18 He aquí los ojos del Señor puestos en los que le temen, y en los que confían en su misericordia; 19 para librar sus almas de la muerte, y sustentarlos en tiempo de hambre. 20 Así nuestra alma espera con paciencia al Señor; porque él es nuestro amparo y protector. 21 En él hallará nuestro corazón su alegría, y en su santo Nombre tenemos puesta la esperanza. 22 Venga, ¡oh Señor!, tu misericordia sobre nosotros, conforme esperamos en ti.

Mt

Mc

Lc

Jn

Hech

Rom

1 Cor

2 Cor

Gál

Efes

Fil

Col

1 Tes

2 Tes

1 Tim

2 Tim

Tit

Filem

Heb

Sant

1 Ped

2 Ped

1 Jn

2 Jn

3 Jn

Judas

Apoc

 

Padre
Hijo
Espíritu Santo
Ángeles
Satanás
Comentario
Referencia
Ilustración
Atlas