Gen
Ex
Lev
Num
Deut
Jos
Jue
Rut
1 Sam
2 Sam
1 Re
2 Re
1 Cró
2 Cró
Esd
Neh
Tob
Jdt
Est
Job
Sal
Prov
Ecles
Cant
Sab
Sir
Isa
Jer
Lam
Bar
Ezeq
Dan
Os
Joel
Amós
Abd
Jon
Miq
Nah
Hab
Sof
Ag
Zac
Mal
1 Mac
2 Mac
ALELUYA. Cuando Israel salió de Egipto, al partir la casa de Jacob de en medio de aquel pueblo extranjero.


2 Consagró Dios a su servicio al pueblo de Judá, y estableció su imperio en Israel. 3 El mar lo vio, y echó a huir; el Jordán volvió hacia atrás.


4 Los montes brincaron de gozo como carneros, y los collados como corderitos. 5 ¿Qué tienes tú, ¡oh mar!, que así has huido?; y tú, ¡oh Jordán!, ¿por qué has vuelto atrás? 6 Vosotros, ¡oh montes!, ¿por qué brincasteis de gozo como carneros?; y ¿vosotros, ¡oh collados!, como corderitos? 7 Por la presencia del Señor se estremeció la tierra, por la presencia del Dios de Jacob , 8 que convirtió la peña en estanque de aguas, y en fuentes de aguas la árida roca. 9 No a nosotros, Señor, no a nosotros, sino a tu Nombre da toda la gloria, 10 para hacer brillar tu misericordia y tu verdad; a fin de que jamás digan los gentiles: ¿Dónde está su Dios? 11 Nuestro Dios está en los cielos, él ha hecho todo cuanto quiso.


12 Los ídolos de las naciones no son más que plata y oro, obra de las manos de los hombres.


13 Boca tienen, mas no hablarán; tienen ojos pero jamás verán.


14 Orejas tienen, y nada oirán; narices, y no olerán. 15 Tienen manos, y no palparán; pies, mas no andarán; ni articularán una voz con su garganta. 16 Semejantes sean a estos ídolos los que los hacen, y cuantos ponen en ellos su confianza. 17 La casa de Israel colocó en el Señor su esperanza; el Señor es su amparo y su protección.


18 La casa de Aarón esperó en el Señor; el Señor es su amparo y su protección. 19 En el Señor han esperado los que le temen y adoran; el Señor es su amparo y su protección. 20 Se acordó de nosotros el Señor, y nos bendijo. Bendijo a la casa de Israel, bendijo a la casa de Aarón. 21 Bendijo a todos los que temen al Señor, así a los pequeños como a los grandes. 22 Aumente el Señor sobre vosotros sus bendiciones, sobre vosotros y sobre vuestros hijos. 23 Benditos seais vosotros del Señor, el cual hizo el cielo y la tierra. 24 El cielo empíreo es para el Señor; mas la tierra la dio a sus hijos de los hombres.
25 ¡Oh Señor!, no te alabarán los muertos, ni cuantos descienden al sepulcro. 26 Nosotros sí, los que vivimos, bendecimos al Señor desde ahora, y por todos los siglos.

Mt

Mc

Lc

Jn

Hech

Rom

1 Cor

2 Cor

Gál

Efes

Fil

Col

1 Tes

2 Tes

1 Tim

2 Tim

Tit

Filem

Heb

Sant

1 Ped

2 Ped

1 Jn

2 Jn

3 Jn

Judas

Apoc

 

Padre
Hijo
Espíritu Santo
Ángeles
Satanás
Comentario
Referencia
Ilustración
Atlas