Gen
Ex
Lev
Num
Deut
Jos
Jue
Rut
1 Sam
2 Sam
1 Re
2 Re
1 Cró
2 Cró
Esd
Neh
Tob
Jdt
Est
Job
Sal
Prov
Ecles
Cant
Sab
Sir
Isa
Jer
Lam
Bar
Ezeq
Dan
Os
Joel
Amós
Abd
Jon
Miq
Nah
Hab
Sof
Ag
Zac
Mal
1 Mac
2 Mac
OYE, pues, oh Job, mis palabras, y está atento a todas mis palabras. 2 He aquí que abro mi boca; formará la lengua palabras en mi garganta. 3 Mis discursos saldrán de un corazón sencillo, y mis labios proferirán sentimientos de verdad. 4 El espíritu de Dios me creó, y el soplo del Omnipotente me dio la vida. 5 Respóndeme, pues, si puedes; y opón tus razones a las mías. 6 Bien sabes que Dios me creó a mí así como a ti, y que fui yo formado del mismo barro que tú; 7 y así que no verás en mí cosa maravillosa que te espante; ni te será molesta mi elocuen-cia. 8 Ahora bien, tú has dicho oyéndolo yo, y yo mismo percibí estas palabras tuyas: 9 Yo soy limpio, y sin culpa; inocente, y no hay en mí iniquidad. 10 Pero porque ha hallado pretexto contra mí, por eso me ha mirado como a enemigo suyo. 11 Ha puesto mis pies en un cepo, y estuvo observando todos mis pasos. 12 En esto, oh Job, no te has mostrado justo; yo te responderé que Dios es mayor que el hombre.
13 ¿Y quieres tú entrar en contienda con él, porque no ha respondido a todas tus palabras? 14 Dios habla una vez, y no vuelve a repetir una misma cosa. 15 Entre sueños, con visiones nocturnas, cuando los hombres rendidos del sueño están descansando en sus camas, 16 entonces les abre Dios los oídos, y los instruye y corrige, 17 para retraer a cada uno del mal que hace, y librarle de la soberbia, 18 salvando su alma de la corrupción y su vida del filo de la espada. 19 Asimismo le corrige con dolores en el lecho, y hace que se le sequen todos sus huesos. 20 En tal estado le causa horror el mismo pan o alimento, y el manjar antes sabroso a su apetito. 21 Se va consumiendo su carne; y los huesos, antes bien cubiertos, aparecen desnudos. 22 Está él para expirar, y desahuciada su vida. 23 Si entonces algún ángel escogido entre millares instruye a este hombre, y le hace conocer sus obligaciones, 24 Dios se apiadará de él y dirá: Líbralo, para que no descienda a la corrupción del sepulcro; he hallado motivo para perdonarle.
25 Su carne ha sido consumida con las penas; que vuelva como estaba en los días de su mocedad. 26 Implorará el hombre la misericordia de Dios; el cual se aplacará, y le mirará con su rostro alegre, y le restituirá su justicia. 27 El, vuelto a los demás hombres, dirá: Pequé, y verdaderamente fui prevaricador, y no fui castigado según merecía. 28 Con eso salvó su alma de caer en la muerte, y vivirá, y gozará de la luz. 29 Así es que Dios obra todas estas cosas tres y más veces con cada uno, 30 para retirar sus almas de la corrupción del pecado, y alumbrarlas con la luz de los vivientes. 31 Atiende, oh Job, y escúchame, y calla mientras yo hablo; 32 que si tienes algo que replicar, propónmelo, dilo libremente; pues yo deseo que aparezcas justo. 33 Mas si nada tienes que responder, escúchame, guarda silencio, y aprenderás de mí la sabiduría.

Mt

Mc

Lc

Jn

Hech

Rom

1 Cor

2 Cor

Gál

Efes

Fil

Col

1 Tes

2 Tes

1 Tim

2 Tim

Tit

Filem

Heb

Sant

1 Ped

2 Ped

1 Jn

2 Jn

3 Jn

Judas

Apoc

 

Padre
Hijo
Espíritu Santo
Ángeles
Satanás
Comentario
Referencia
Ilustración
Atlas