Gen
Ex
Lev
Num
Deut
Jos
Jue
Rut
1 Sam
2 Sam
1 Re
2 Re
1 Cró
2 Cró
Esd
Neh
Tob
Jdt
Est
Job
Sal
Prov
Ecles
Cant
Sab
Sir
Isa
Jer
Lam
Bar
Ezeq
Dan
Os
Joel
Amós
Abd
Jon
Miq
Nah
Hab
Sof
Ag
Zac
Mal
1 Mac
2 Mac
AQUÍ tomando la palabra Elifaz de Temán, dijo: 2 Pues qué, ¿puede acaso el hombre compararse con Dios, aun cuando fuese una ciencia consumada? 3 ¿Qué utilidad trae a Dios que tú seas justo? ¿O qué le das a él si tu proceder es sin tacha? 4 ¿Será por algún temor que tenga él de ti el castigarte y el venir contigo a juicio? 5 ¿Y no lo hace más bien por causa de tu grandísima malicia y de tus infinitas iniquidades? 6 Pues tú sin razón quitaste o retuviste la prenda a tus hermanos, y a los desabrigados despojaste de sus únicos vestidos. 7 Al sediento no le diste agua, y negaste pan al hambriento. 8 Con la fuerza de tu brazo te pusiste en posesión de la tierra del vecino, y por ser más poderoso te alzaste con ella. 9 A las viudas las despachabas con las manos vacías, y quebrantabas los brazos a los huérfanos. 10 Por esto te hallas cercado de lazos; y conturbado de repentinos terrores. 11 ¿Y pensabas tú que jamás caerías en las tinieblas de la calamidad, ni serías oprimido del torrente impetuoso de recias avenidas? 12 ¿No es así que pensando tú que es Dios más alto que el cielo, y que sobrepuja la mayor elevación de las estrellas,
13 dices para contigo: Qué puede saber Dios desde tan lejos? El juzga de nosotros como a oscuras; 14 está escondido allá entre las nubes; y no hace alto en nuestras cosas, y anda paseándose de uno a otro polo del cielo. 15 ¿Quieres tú acaso seguir aquel antiguo camino que siguieron los impíos? 16 Los cuales fueron arrebatados por la muerte antes de tiempo, y a quienes una avenida impetuosa o diluvio asoló hasta los cimien-tos; 17 que decían a Dios: Apártate de nosotros, y juzgaban del Todopoderoso como si nada pudiese; 18 siendo así que él les había llenado sus casas de bienes. Lejos de mí el modo de pensar de estos blasfemos. 19 Los justos los verán perecer, y se alegrarán de su ruina, y el inocente se burlará de ellos.


20 ¿Por ventura no fue derribado por tierra su erguimiento, y no devoró el fuego de Dios todos sus restos? 21 Sométete, pues, a Dios, y tendrás paz, y así recogerás los mejores frutos. 22 Recibe de su boca la ley, y graba en tu corazón sus palabras. 23 Si te convirtieres al Todopoderoso serás restablecido, y alejarás de tu morada la culpa. 24 En vez de tierra te dará pedernal y arroyos que llevarán oro en lugar de piedras.
25 El Todopoderoso te protegerá contra tus enemigos, y la plata entrará en tu casa a montones. 26 Entonces, en brazos del Todopoderoso, abundarás en delicias, y lleno de confianza alzarás a Dios tu rostro. 27 Le rogarás, y te oirá y cumplirás tus votos. 28 Proyectarás una cosa, y la efectuarás, y en tus empresas te alumbrará siempre la luz divina. 29 Porque quien se humilla será glorificado; y el que confuso no levanta sus ojos ése se salvará.


30 Se salvará el inocente, y se salvará por la pureza de sus manos.

Mt

Mc

Lc

Jn

Hech

Rom

1 Cor

2 Cor

Gál

Efes

Fil

Col

1 Tes

2 Tes

1 Tim

2 Tim

Tit

Filem

Heb

Sant

1 Ped

2 Ped

1 Jn

2 Jn

3 Jn

Judas

Apoc

 

Padre
Hijo
Espíritu Santo
Ángeles
Satanás
Comentario
Referencia
Ilustración
Atlas