Gen
Ex
Lev
Num
Deut
Jos
Jue
Rut
1 Sam
2 Sam
1 Re
2 Re
1 Cró
2 Cró
Esd
Neh
Tob
Jdt
Est
Job
Sal
Prov
Ecles
Cant
Sab
Sir
Isa
Jer
Lam
Bar
Ezeq
Dan
Os
Joel
Amós
Abd
Jon
Miq
Nah
Hab
Sof
Ag
Zac
Mal
1 Mac
2 Mac
AÑADIÓ después el Señor, y dijo a Job: 2 ¿Cómo el que se pone a altercar con Dios tan fácilmente lo deja, y enmudece? A la verdad que quien arguye a Dios debe hallarse en estado de responderle. 3 Job entonces respondiendo al Señor, dijo: 4 Yo que he hablado tan inconsideradamente, ¿qué es lo que puedo ahora responder? Nada. Cerraré mi boca con mi mano. 5 Una cosa he dicho, que ojalá nunca la hubiese dicho; y aun otra todavía, a las cuales no añadiré más palabra. 6 Y habló el Señor desde el torbellino a Job, diciendo: 7 Ciñe otra vez tus vestidos en tus lomos como hombre valiente; yo voy a preguntarte; tú, respóndeme. 8 ¿Pretendes tú acaso invalidar mi juicio; y condenarme a mí por justificarte a ti mismo? 9 Si tienes, pues, un brazo fuerte como el de Dios, y si el tono de tu voz es semejante a su trueno, 10 revístete de resplandor, y súbete a lo alto, y haz alarde de tu gloria, y adórnate de magníficos vestidos. 11 Disipa con su furor a los soberbios, y con una sola mirada abate a todos los altaneros. 12 Clava tus ojos en todos los soberbios u orgullosos, y confúndelos; y aniquila a los impíos doquiera que estén.
13 Sepúltalos a todos juntos debajo del polvo, y abisma sus cabezas en la fosa. 14 Entonces confesaré que tu diestra podrá salvarte. 15 Mira a Behemont, o al elefante, a quien creé junto a ti; él se alimenta de heno como el buey. 16 Su fortaleza está en sus lomos, y su vigor en el ombligo de su vientre, 17 endurece y levanta su cola como cedro; los nervios de muslos están interiormente entrelazados uno con otro. 18 Son sus huesos como pilares de bronce; como planchas o barras de hierro sus ternillas. 19 El es el principal de los animales entre las obras de Dios; aquel que le creó hará uso de la espada de él. 20 Los montes producen hierba para su pasto; y allí junto a él retozarán todas las bestias del campo. 21 El duerme a la sombra en la espesura de los cañaverales y en lugares húmedos. 22 Los árboles sombríos cubren su morada, rodeándole los sauces de los arroyos. 23 Mira cómo él se sorbe un río, sin que le parezca haber bebido mucho; aun presume poder agotar el Jordán entero; 24 parece que se lo quiere tragar con los ojos, y lo absorbe con sus narices.

Mt

Mc

Lc

Jn

Hech

Rom

1 Cor

2 Cor

Gál

Efes

Fil

Col

1 Tes

2 Tes

1 Tim

2 Tim

Tit

Filem

Heb

Sant

1 Ped

2 Ped

1 Jn

2 Jn

3 Jn

Judas

Apoc

 

Padre
Hijo
Espíritu Santo
Ángeles
Satanás
Comentario
Referencia
Ilustración
Atlas