Gen
Ex
Lev
Num
Deut
Jos
Jue
Rut
1 Sam
2 Sam
1 Re
2 Re
1 Cró
2 Cró
Esd
Neh
Tob
Jdt
Est
Job
Sal
Prov
Ecles
Cant
Sab
Sir
Isa
Jer
Lam
Bar
Ezeq
Dan
Os
Joel
Amós
Abd
Jon
Miq
Nah
Hab
Sof
Ag
Zac
Mal
1 Mac
2 Mac
EL hijo sabio atiende a la doctrina del padre; el perverso no hace caso de sus reprensiones. 2 El hombre justo se saciará de los bienes que son fruto de sus labios; mas el alma de los prevaricadores se saciará de iniquidad. 3 Quien guarda su boca guarda su alma; pero el inconsiderado en hablar sentirá los perjuicios. 4 El perezoso quiere y no quiere; mas las personas laboriosas se llenarán de bienes. 5 Detesta el justo la mentira o calumnia; mas el impío, que infama, será infamado. 6 La justicia protege los pasos del inocente; pero la impiedad suplanta al pecador. 7 Hay quien hace del rico, no teniendo nada, y quien parece pobre, teniendo mucha riqueza. 8 Con sus riquezas rescata el rico su propia vida; pero aquel que es pobre está exento de amenazas. 9 La luz o prosperidad de los justos causa sólida alegría; pero la lámpara de los impíos se apagará. 10 Entre los soberbios hay continuas reyertas; mas los que obran siempre con consejo, se gobiernan prudentemente. 11 Los bienes que se adquieren muy aprisa, luego se menoscaban; así como van en aumento los que se juntan poco a poco a fuerza de trabajo.


12 La esperanza que se dilata, aflige al alma; pero es como árbol de vida el buen deseo que se cumple.
13 Quien vitupera una cosa que manda la ley, se hace reo en adelante; pero quien respeta el precepto, vivirá en paz. Las almas taimadas andan perdidas de pecado en pecado; mas los justos son benignos, y ejercitan la misericordia. 14 La ley del sabio es una fuente de vida para evitar la ruina de la muerte. 15 La buena doctrina hará amable al hombre; pero aquellos que la desprecian hallan el precipicio en el camino que siguen. 16 El hombre cuerdo todo lo hace con consejo; mas el insensato descubre su necedad. 17 El enviado del impío caerá en mil desastres; pero el mensajero fiel acarreará la salud a los pueblos. 18 Miseria e ignominia experimentará el que huye la corrección; mas el que obedece a quien lo corrige será coronado de gloria. 19 El deseo, cuando se cumple, recrea el ánimo; detestan los necios a los que huyen del mal. 20 Quien anda con sabios, sabio será; el amigo de los necios se asemejará a ellos. 21 El mal persigue a los pecadores; pero los justos serán recompensados con bienes. 22 El hombre de bien deja por herederos a sus propios hijos y nietos; mas la hacienda del pecador está reservada para el justo. 23 En los barbechos que se heredan de los padres nacen abundantes frutos; pero por falta de juicio se recogen para otros. 24 Quien escasea el castigo, quiere mal a su hijo; mas quien lo ama, lo corrige continuamente.


25 Come el justo y satisface su apetito; pero el vientre de los impíos no se saciará.

Mt

Mc

Lc

Jn

Hech

Rom

1 Cor

2 Cor

Gál

Efes

Fil

Col

1 Tes

2 Tes

1 Tim

2 Tim

Tit

Filem

Heb

Sant

1 Ped

2 Ped

1 Jn

2 Jn

3 Jn

Judas

Apoc

 

Padre
Hijo
Espíritu Santo
Ángeles
Satanás
Comentario
Referencia
Ilustración
Atlas