Gen
Ex
Lev
Num
Deut
Jos
Jue
Rut
1 Sam
2 Sam
1 Re
2 Re
1 Cró
2 Cró
Esd
Neh
Tob
Jdt
Est
Job
Sal
Prov
Ecles
Cant
Sab
Sir
Isa
Jer
Lam
Bar
Ezeq
Dan
Os
Joel
Amós
Abd
Jon
Miq
Nah
Hab
Sof
Ag
Zac
Mal
1 Mac
2 Mac
LA balanza falsa es abominable a los ojos del Señor; el peso cabal es lo que le agrada.


2 Donde hay soberbia, allí habrá ignominia; mas donde hay humildad, habrá sabiduría.


3 La sencillez servirá como de guía a los justos; y la doblez acarreará a los pecadores su perdición. 4 Nada servirán las riquezas en el día de la venganza, mas la justicia librará de la muerte.


5 La justicia del hombre sencillo dirigirá sus pasos; y al impío le hará caer en el precipicio su impiedad. 6 A los hombres buenos su justicia los salvará; pero los malos quedarán cogidos en sus mismos lazos. 7 Muerto el impío, muere también su esperanza; y la expectación de los codiciosos parará en humo.


8 El justo es libertado de la tribulación; y en su lugar será el impío atribulado. 9 El hombre falso engaña con palabras a su amigo; mas los justos se librarán con el don de la ciencia. 10 En la prosperidad de los justos se alegrará la ciudad: y la perdición de los impíos se celebrará con canciones. 11 Por la bendición de los justos será ensalzada la ciudad; mas por la lengua de los impíos quedará arruinada. 12 El que desprecia a su amigo, es de corazón menguado; pero el varón prudente callará sus defectos.
13 El que va de mala fe, descubre los secretos; pero el de corazón leal calla lo que el amigo le confía. 14 Por falta de gobierno se arruina el pueblo; donde abunda el consejo, allí hay prosperidad. 15 Padecerá desastres el que sale incautamente por fiador de un extraño; pero el que no se enreda en fianzas vivirá tranquilo. 16 La mujer de bellas prendas adquirirá gloria; y los hombres de valor obtendrán riquezas. 17 El varón misericordioso se hace bien a sí propio, así como el hombre cruel hasta a sus próximos parientes desecha. 18 El impío trabaja en vano; mas el que siembra obras de justicia, tiene segura la cosecha. 19 La clemencia es camino para la vida; y la afición al mal conduce a la muerte. 20 Abominado es del Señor el corazón perverso; y se complace en aquellos que proceden con sinceridad. 21 Aunque se esté mano sobre mano, no será inocente el hombre malvado; pero la descendencia de los justos será puesta en salvo. 22 La belleza en una mujer fatua, es como sortija de oro en el hocico de un cerdo. 23 Todo deseo de los justos se dirige al bien; los malos no anhelan sino desfogar su furor. 24 Unos reparten sus propios bienes, y se hacen más ricos; otros roban lo ajeno, y están siempre en miseria.
25 El alma benéfica será colmada de bienes; y será como embriagada de ellos, la que a otros embriaga. 26 Quien esconde los granos será maldito de los pueblos; mas la bendición descenderá sobre la cabeza de los que los sacan a la ven-ta. 27 En buena hora madruga el que busca cómo hacer el bien; mas el que busca cómo hacer el mal, será del mal oprimido. 28 Quien confía en sus riquezas, caerá por tierra; al paso que los justos florecerán como árbol de verdes ramas.


29 Quien trae en desorden su propia casa, no poseerá más que aire; y el necio habrá de servir al sabio. 30 El fruto del obrar del justo es como del árbol de la vida; y aquel que gana almas para Dios es hombre sabio. 31 Si el justo es castigado en la tierra por sus defectos, cuánto más lo será el impío y el pecador.


Mt

Mc

Lc

Jn

Hech

Rom

1 Cor

2 Cor

Gál

Efes

Fil

Col

1 Tes

2 Tes

1 Tim

2 Tim

Tit

Filem

Heb

Sant

1 Ped

2 Ped

1 Jn

2 Jn

3 Jn

Judas

Apoc

 

Padre
Hijo
Espíritu Santo
Ángeles
Satanás
Comentario
Referencia
Ilustración
Atlas