Gen
Ex
Lev
Num
Deut
Jos
Jue
Rut
1 Sam
2 Sam
1 Re
2 Re
1 Cró
2 Cró
Esd
Neh
Tob
Jdt
Est
Job
Sal
Prov
Ecles
Cant
Sab
Sir
Isa
Jer
Lam
Bar
Ezeq
Dan
Os
Joel
Amós
Abd
Jon
Miq
Nah
Hab
Sof
Ag
Zac
Mal
1 Mac
2 Mac
Y me volví, y levanté los ojos, y vi un volumen que volaba. 2 Y me dijo el ángel: ¿Qué es lo que ves? Yo veo, respondí, un volumen que vuela, y es de unos veinte codos de largo y diez de ancho. 3 A lo que repuso él: Esta es la maldición que se derrama sobre toda la superficie de la tierra; porque todos los ladrones, según lo que allí en el volumen está escrito, serán condenados; y condenados serán igualmente por él todos los perjuros. 4 Yo los sacaré fuera, dice el Señor de los ejércitos, y caerá encima de la casa del ladrón, y del que jura falsamente en medio de sus casas, y las consumirá con sus maderos y piedras. 5 Y salió fuera el ángel que hablaba conmigo, y me dijo: Levanta tus ojos, y mira qué es eso que aparece. 6 Y dije yo: ¿Qué viene a ser eso? Es, respondió, un ánfora o medida que se te pone delante; y añadió: Eso es a lo que atienden ellos en toda la tierra de Israel. 7 Y vi después que traían un talento o quintal de plomo, y vi una mujer sentada en medio del ánfora. 8 Y dijo el ángel: Esta es la impiedad. Y la echó al fondo del ánfora, y puso la porción de plomo sobre la boca de aquella vasija. 9 Y levanté mis ojos, y miré, y he aquí que venían dos mujeres, cuyas alas movía el viento, las cuales eran como alas de milano, y alzaron el ánfora en el aire. 10 Y dije yo al ángel que hablaba conmigo: ¿Adónde llevan ellas el ánfora? 11 A la tierra de Sennaar, me respondió, para que allí se le edifique una casa o habitación, y quede allí colocada y sentada sobre su basa la impiedad.

Mt

Mc

Lc

Jn

Hech

Rom

1 Cor

2 Cor

Gál

Efes

Fil

Col

1 Tes

2 Tes

1 Tim

2 Tim

Tit

Filem

Heb

Sant

1 Ped

2 Ped

1 Jn

2 Jn

3 Jn

Judas

Apoc

 

Padre
Hijo
Espíritu Santo
Ángeles
Satanás
Comentario
Referencia
Ilustración
Atlas