Gen
Ex
Lev
Num
Deut
Jos
Jue
Rut
1 Sam
2 Sam
1 Re
2 Re
1 Cró
2 Cró
Esd
Neh
Tob
Jdt
Est
Job
Sal
Prov
Ecles
Cant
Sab
Sir
Isa
Jer
Lam
Bar
Ezeq
Dan
Os
Joel
Amós
Abd
Jon
Miq
Nah
Hab
Sof
Ag
Zac
Mal
1 Mac
2 Mac
CONDUJERON, pues, el arca de Dios, y la colocaron en medio del Tabernáculo que le había erigido David, y ofrecieron holocaustos y víctimas pacíficas a la presencia de Dios.

Loading...


2 Y luego que David hubo acabado de ofrecer los holocaustos y las hostias pacíficas, bendijo al pueblo en el nombre del Señor; 3 y distribuyó a todos uno por uno, a hombres y mujeres, una torta de pan y una ración de carne de vaca asada, y flor de harina frita en aceite. 4 Y señaló entre los levitas los que habían de ejercer el ministerio delante del arca del Señor, y hacer conmemoración de sus obras o maravillas, y glorificar y alabar al Señor Dios de Israel. 5 Nombró a Asaf su principal o jefe, y por segundo a Zacarías; seguían después Jahiel, y Seminarot, Jehiel, y Matatías, y Eliab, y Banaías, y Obededom; a Jehiel para los instrumentos de salterios y liras o arpas; y a Asaf para tocar címbalos. 6 Pero Banaías y Jaziel, sacerdotes, tenían la incumbencia de tocar en todos los tiempos señalados delante del arca del Testamento del Señor. 7 En aquel día eligió David a Asaf por primer cantor, para que cantara las alabanzas al Señor, con sus hermanos, diciendo: 8 Alabad al Señor, e invocad su nombre; publicad sus obras entre la gente.

Loading...


9 Cantadle himnos al son de los instrumentos, y anunciad todas sus maravillas. 10 Alabad su santo Nombre; alégrese el corazón de los que buscan al Señor. 11 Id en busca del Señor, y de la fortaleza que de él viene; buscad en todo tiempo estar en su presencia. 12 Traed a la memoria las maravillas que hizo, los prodigios que obró, y las leyes salidas de su boca.
13 Hijos somos de Israel, su siervo; hijos de Jacob su escogido. 14 El es el Señor nuestro Dios, él es quien juzga y gobierna todo el universo. 15 Acordaos eternamente de su pacto, de su promesa anunciada a todas las generaciones venideras; 16 promesa o pacto que él estipuló con Abrahán; del juramento que hizo a Isaac, 17 y que confirmó a Jacob como un estatuto inviolable, y a Israel como un pacto sempiterno, 18 diciendo: Yo te daré la tierra de Canaán, la cual será vuestra herencia. 19 Y decía esto, siendo los israelitas pocos en número, pobres y extranjeros en ella. 20 Y mientras andaban peregrinando de una nación a otra, y de un reino a otro reino, 21 no permitió que nadie les ofendiese; antes por amor de ellos castigó a los reyes. 22 Guardaos bien, dijo, de tocar a mis ungidos; ni de hacer daño a mis profetas.

Loading...


23 Cantad, pues, criaturas todas de la tierra, himnos, al Señor, anunciad todos los días la salvación que él nos envía.

Loading...


24 Publicad su gloria entre las naciones, y sus maravillas entre todos los pueblos.
25 Porque grande es el Señor, y digno de ser infinitamente alabado, es sobre todos los dioses formidable; 26 pues todos los dioses de la gente son unos simulacros vanos; mas el Señor es el que ha creado los cielos. 27 Rodeado está por todas partes de gloria y de grandeza. La fortaleza y el gozo están donde él se muestre. 28 Tributad, oh pueblos, con todas vuestras familias, tributad al Señor la gloria y el poder. 29 Tributad al Señor la gloria debida a su santo Nombre; presentadle sacrificios, y venid a su presencia, y adorad al Señor en su magnífico santuario. 30 Conmuévase delante de él toda la tierra; puesto que él es el que fundó el universo sobre firmes cimientos. 31 Alégrense los cielos, y salte de gozo la tierra; y publíquese entre las naciones: El Señor Dios es el rey. 32 Resuene el mar, y cuanto contiene en sí; alborócense los campos, y cuanto hay en ellos. 33 Entonces será cuando los árboles del desierto entonarán las alabanzas al Señor; porque ha venido a juzgar la tierra. 34 Glorificad al Señor por su bondad inmensa; porque es eterna su misericordia, 35 y decid: Sálvanos, oh Dios, Salvador nuestro; reúnenos, sacándonos de entre las gentes, para que demos gloria a tu santo Nombre, y nos regocijemos cantando tus alabanzas. 36 Bendito sea el Señor Dios de Israel para siempre eternamente; y diga todo el pueblo: Amén; y tribute loores al Señor.
37 Dejó, pues, David allí delante del arca del Testamento del Señor a Asaf con sus hermanos, para que de continuo ejerciesen su ministerio delante del arca todos los días, y por sus turnos. 38 También dejó a Obededom con sus hermanos, que eran sesenta y ocho; y puso de porteros a Obededom, hijo de Iditún y a Hosa. 39 Al mismo tiempo destinó al sumo sacerdote Sadoc, y a los sacerdotes, sus hermanos, al servicio del Tabernáculo del Señor, que se conservaba en el lugar alto en Gabaón. 40 Para que ofreciesen continuamente holocaustos al Señor mañana y tarde, sobre el altar de los holocaustos, conforme a todo lo dispuesto en la ley del Señor prescrita a Israel. 41 Después de Sadoc seguían Hemán e Iditún, y los demás escogidos y señalados cada cual por su nombre para alabar al Señor diciendo: Que es eterna su misericordia. 42 El mismo Hemán e Iditún sonaban las trompetas, y tocaban los címbalos, o platillos, y todos los instrumentos músicos, cantando himnos al Señor. A los hijos de Iditún los destinó para guardar las puertas. 43 Después volvió todo el pueblo cada cual a su casa, y David a la suya para bendecirla.

Mt

Mc

Lc

Jn

Hech

Rom

1 Cor

2 Cor

Gál

Efes

Fil

Col

1 Tes

2 Tes

1 Tim

2 Tim

Tit

Filem

Heb

Sant

1 Ped

2 Ped

1 Jn

2 Jn

3 Jn

Judas

Apoc

 

Padre
Hijo
Espíritu Santo
Ángeles
Satanás
Comentario
Referencia
Ilustración
Atlas