Gen
Ex
Lev
Num
Deut
Jos
Jue
Rut
1 Sam
2 Sam
1 Re
2 Re
1 Cró
2 Cró
Esd
Neh
Tob
Jdt
Est
Job
Sal
Prov
Ecles
Cant
Sab
Sir
Isa
Jer
Lam
Bar
Ezeq
Dan
Os
Joel
Amós
Abd
Jon
Miq
Nah
Hab
Sof
Ag
Zac
Mal
1 Mac
2 Mac
TUVO Simón aviso de que había juntado Trifón un gran ejército para venir a asolar la tierra de Judá. 2 Y observando que la gente estaba intimidada y temblando, subió a Jerusalén y convocó al pueblo; 3 y para animarlos a todos, les habló de esta manera: Ya sabéis cuánto hemos trabajado así yo como mis hermanos, y la casa de mi padre por defender nuestra ley y por el santuario, y en qué angustias nos hemos visto. 4 Por amor de estas cosas han perdido la vida todos mis hermanos, para salvar a Israel, siendo yo el único de ellos que he quedado. 5 Mas no permita Dios que tenga ningún miramiento a mi vida, mientras estemos en la aflicción; pues no soy yo de más valer que mis hermanos. 6 Defenderé, pues, a mi nación y al santuario, y a nuestros hijos y a nuestras esposas; porque todas las naciones gentiles, por el odio que nos tienen, se han coligado para destruirnos. 7 Se inflamó el espíritu del pueblo así que oyó estas palabras, 8 y todos en alta voz respondieron: Tú eres nuestro caudillo en lugar de Judas y Jonatás tus hermanos: 9 Dirige nuestra guerra, que nosotros haremos todo cuanto nos mandares. 10 Con esto Simón hizo juntar todos los hombres de guerra, y se dio prisa a reedificar las murallas de Jerusalén , y la fortaleció por todos lados. 11 Y envió a Jonatás, hijo de Absalomi, con un nuevo ejército contra Joppe, y habiendo éste arrojado a los de dentro de la ciudad, se quedó en ella con sus tropas. 12 Entretanto Trifón partió de Tolemaida con un numeroso ejército para entrar en tierra de Judá, trayendo consigo prisionero a Jonatás.
13 Simón acampó cerca de Addús, enfrente de la llanura. 14 Pero Trifón, así que supo que Simón había entrado en lugar de su hermano Jonatás, y que se disponía para salir a darle batalla, le envió mensajeros; 15 para que le dijesen de su parte: Hemos detenido hasta ahora a tu hermano Jonatás, porque debía dinero al rey con motivo de los negocios que estuvieron a su cuidado. 16 Ahora, pues, envíame cien talentos de plata, y por rehenes a sus dos hijos, para seguridad de que luego que esté libre no se vuelva contra nosotros y le dejaremos ir. 17 Bien conoció Simón que le hablaba con doblez; pero con todo mandó que se le entregase el dinero y los niños, por no atraer sobre sí el odio del pueblo de Israel; el cual hubiera dicho: 18 Por no haber enviado el dinero y los niños, por eso ha perecido Jonatás. 19 Así, pues, envió los niños y los cien talentos; pero Trifón faltó a la palabra y no puso en libertad a Jonatás. 20 Y entró después Trifón en el país de Judá para devastarlo, y dio la vuelta por el camino que va a Ador; Simón con sus tropas les seguía siempre los pasos a doquiera que fuesen. 21 A este tiempo los que estaban en el alcázar de Jerusalén enviaron a decir a Trifón que se apresurase a venir por el camino del desierto y les enviase víveres. 22 En vista de lo cual dispuso Trifón toda su caballería para partir aquella misma noche a socorrerlos; mas por haber gran cantidad de nieve, no se verificó su ida al territorio de Galaad. 23 Y al llegar cerca de Bascamán, hizo matar allí a Jonatás y a sus hijos. 24 Luego volvió Trifón atrás, y regresó a su país.
25 Entonces Simón envió a buscar los huesos de su hermano Jonatás, y los sepultó en Modín, patria de sus padres. 26 Y todo Israel hizo gran duelo en su muerte, y le lloró por espacio de muchos días. 27 Mandó después Simón levantar sobre los sepulcros de su padre y hermanos un elevado monumento, que se descubría desde lejos, de piedras labradas por uno y otro lado, 28 y allí levantó siete pirámides una enfrente de otra, a su padre, y a su madre, y a sus cuatro hermanos. 29 Alrededor de ellas colocó grandes columnas, y sobre las columnas armas para eterna memoria, y junto a las armas unos navíos de escultura, los cuales se viesen de cuantos navegasen por aquel mar. 30 Tal es el sepulcro que levantó Simón en Modín, el cual subsiste hasta el día de hoy. 31 Pero Trifón yendo de camino con el jovencito rey Antíoco, hizo quitar a éste la vida a traición; 32 y reinó en su lugar, ciñendo su cabeza con la diadema de Asia; e hizo grandes extorsiones en todo el país. 33 Entretanto Simón reparó las plazas de armas de la Judea, reforzándolas con altas torres, elevados muros, puertas y cerrojos, y surtiéndolas de víveres. 34 Envió también Simón comisionados al rey Demetrio para suplicarle que concediera la exención de tributos al país; porque todo cuanto había hecho Trifón no había sido más que un puro robo. 35 Contestó el rey Demetrio a esta solicitud, y le escribió la siguiente carta: 36 El rey Demetrio a Simón, sumo sacerdote y amigo de los reyes, y a los ancianos y al pueblo de los judíos, salud:"
37 Hemos recibido la corona de oro y el ramo o palma que nos habéis enviado; y estamos dispuestos a hacer con vosotros una paz sólida, y a escribir a nuestros intendentes que os perdonen los tributos de que os hemos hecho gracia;" 38 en la inteligencia de que debe permanecer firme todo cuanto hemos dispuesto a favor vuestro. Las plazas que habéis fortificado quedarán para vosotros:" 39 Os perdonamos también todas las faltas que hayáis podido cometer hasta el día de hoy, como igualmente la corona de oro de que erais deudores, y queremos que si se pagaba algún otro tributo en Jerusalén , no se pague ya más en adelante." 40 Finalmente, si se hallan entre vosotros algunos que sean a propósito para ser alistados entre los nuestros, alístense, y reine la paz entre nosotros." 41 Con esto, en el año ciento sesenta, quedó libre Israel del yugo de los gentiles;" 42 y entonces comenzó el pueblo de Israel a escribir sus monumentos y registros públicos desde el año primero de Simón, sumo sacerdote, gran caudillo y príncipe de los judíos." 43 Por aquellos días pasó Simón a poner sitio a Gaza; y cercándola con su ejército, levantó máquinas de guerra, las arrimó a sus muros, y batió una torre, y se apoderó de ella." 44 Y los soldados que estaban en una de estas máquinas entraron de golpe en la ciudad, excitando con esto un gran alboroto en ella." 45 Entonces los ciudadanos subieron a la muralla con sus mujeres e hijos, rasgados sus vestidos, y a gritos clamaban a Simón, pidiendo que les concediese la paz," 46 y diciéndole: No nos trates como merece nuestra maldad, sino según tu gran clemencia." 47 En efecto, movido Simón a compasión, no los trató con el rigor de la guerra; pero los echó de la ciudad, y purificó los edificios en que había habido ídolos, y luego entró en ella, entonando himnos en alabanza del Señor." 48 Arrojadas después de la ciudad todas las inmundicias idolátricas, la hizo habitar por gente que observase la ley del Señor, y la fortificó, e hizo en ella para sí una casa." 49 A esta sazón los que ocupaban el alcázar de Jerusalén , no pudiendo entrar ni salir por el país, ni comprar, ni vender, se vieron reducidos a una gran escasez, de suerte que perecían muchos de hambre." 50 Entonces clamaron a Simón, pidiéndole capitulación, y se la otorgó; y los arrojó de allí, y purificó el alcázar de las inmundicias gentílicas." 51 Entraron, pues, los judíos el día veintitrés del segundo mes, del año ciento setenta y uno, llevando ramos de palma, y cantando alabanzas a Dios, al son de arpas, de címbalos y cánticos, por haber exterminado de Israel un gran enemigo." 52 Y Simón ordenó que todos los años se solemnizasen aquellos días con regocijos." 53 Asimismo fortificó el monte del templo, que está junto al alcázar, y habitó allí con sus gentes." 54 Finalmente, viendo Simón que su hijo Juan era un guerrero muy valiente, le hizo general de todas las tropas; el cual tenía fija en Gázara su residencia."

Mt

Mc

Lc

Jn

Hech

Rom

1 Cor

2 Cor

Gál

Efes

Fil

Col

1 Tes

2 Tes

1 Tim

2 Tim

Tit

Filem

Heb

Sant

1 Ped

2 Ped

1 Jn

2 Jn

3 Jn

Judas

Apoc

 

Padre
Hijo
Espíritu Santo
Ángeles
Satanás
Comentario
Referencia
Ilustración
Atlas