Sagrada Biblia (Torres Amat)

Números Capítulo 17

Y habló el Señor a Moisés, diciendo: 2 Habla con los hijos de Israel, y haz que te entreguen una vara por cada tribu; doce varas por todos los doce príncipes de las tribus, y escribirás el nombre de cada príncipe sobre su vara. 3 El nombre de Aarón estará en la vara de la tribu de Leví; y cada una de las otras familias o tribus tendrá su vara peculiar. 4 Y las pondrás en el Tabernáculo de la alianza delante del arca del Testimonio, en donde te hablaré. 5 La vara del que yo eligiere entre ellos, florecerá; y así haré cesar las quejas de los hijos de Israel con que murmuran contra vosotros. 6 Habló, pues, Moisés con los hijos de Israel; y le dieron todos los príncipes las varas, una por cada tribu, y fueron doce las varas, sin la de Aarón. 7 Las cuales colocó Moisés ante el Señor en el Tabernáculo del Testimonio, 8 y volviendo al día siguiente, halló que había florecido la vara de Aarón puesta por la tribu de Leví; de suerte que, arrojando pimpollos, brotaron flores, de las que, abiertas las hojas, se formaron almendras. 9 Sacó, pues, Moisés todas las varas de la presencia del Señor, y las enseñó a todos los hijos de Israel, y cada uno las vio y recibió la suya. 10 Dijo entonces el Señor a Moisés: Vuelve la vara de Aarón al Tabernáculo del Testimonio, para que allí se conserve por señal de la rebeldía de los hijos de Israel, y cesen sus querellas contra mí, para que no mueran.

11 Lo hizo Moisés como el Señor lo había mandado. 12 Mas los hijos de Israel dijeron a Moisés: He aquí que nos vamos consumiendo y pereciendo todos;

13 cualquiera que se acerca al Tabernáculo del Señor, es herido de muerte. ¿Hemos de ser todos aniquilados hasta no quedar ninguno con vida?
Padre
Hijo
Espíritu Santo
Ángeles
Satanás
Comentario
Referencia
Ilustración
Atlas