Sagrada Biblia (Torres Amat)

Génesis Capítulo 9

DESPUÉS bendijo Dios a Noé y a sus hijos. Y les dijo: Creced y multiplicaos, y poblad la tierra.

2 Que teman y tiemblen ante vosotros todos los animales de la tierra, y todas las aves del cielo, y todo cuanto se mueve sobre la tierra; todos los peces del mar están sujetos a vuestro poder. 3 Y todo lo que tiene movimiento y vida, os servirá de alimento; todas estas cosas os las entrego así como las legumbres y hierbas.

4 Excepto que no habéis de comer la carne con sangre.

5 Porque yo tomaré venganza de vuestra sangre sobre cualquiera de las bestias que la derrame, y la muerte de un hombre, la vengaré con el hombre, en el hombre hermano suyo. 6 Derramada será la sangre de cualquiera que derrame sangre humana; porque a imagen de Dios fue creado el hombre.

7 Vosotros, pues, creced y multiplicaos, dilataos sobre la tierra y pobladla.

8 Dijo también Dios a Noé , y a sus hijos igualmente que a él: 9 Sabed que voy a establecer mi pacto con vosotros y con vuestra descendencia después de vosotros;

10 y con todo animal viviente que está con vosotros, tanto de aves como de animales domésticos y campestres de la tierra que han salido del Arca , y con todas las bestias de la tierra. 11 Estableceré mi pacto con vosotros, y no perecerá ya más toda carne con aguas de diluvio, ni habrá en lo venidero diluvio que destruya la tierra.

12 Y dijo Dios: Esta es la señal de la alianza que establezco por generaciones perpetuas o para siempre entre mí y vosotros, y con todo animal viviente que mora con vosotros.

13 Pondré mi arco que coloqué en las nubes, y será señal de la alianza entre mí y la tierra. 14 Y cuando yo cubriere el cielo de nubes, aparecerá mi arco en ellas.

15 Y me acordaré de mi alianza con vosotros, y con toda alma viviente que vivifica la carne; y ya no habrá más aguas de diluvio que destruyan todos los vivientes. 16 Mi arco, pues, estará en las nubes, y viéndole, me acordaré de la alianza sempiterna, concertada entre Dios y toda alma viviente, de toda carne que habita sobre la tierra. 17 Y repitió Dios a Noé : Esta es la señal de la alianza que tengo establecida entre mí y todo viviente sobre la tierra. 18 Eran, pues, los hijos de Noé , que salieron del Arca , Sem, Cam y Jafet; este mismo Cam es el padre de Canaán. 19 Dichos tres son los hijos de Noé , y de ésos se propagó todo el género humano sobre la tierra. 20 Y Noé , que era labrador, comenzó a labrar la tierra, y plantó una viña. 21 Y bebiendo de su vino, quedó embriagado y se echó desnudo en medio de su tienda. 22 Lo cual como hubiese visto Cam, padre de Canaán, esto es, la desnudez vergonzosa de su padre, salió afuera a contárselo a sus hermanos. 23 Pero Sem y Jafet, echándose una capa o manta sobre sus hombros, y caminando hacia atrás, cubrieron la desnudez de su padre teniendo vueltos sus rostros; y así no vieron las vergüenzas del padre. 24 Luego que despertó Noé de la embriaguez, sabido lo que había hecho con él su hijo menor,

25 dijo: Maldito sea Canaán, esclavo será de los esclavos de sus hermanos. 26 Y añadió: Bendito el Señor Dios de Sem, sea Canaán esclavo suyo. 27 Dilate Dios a Jafet, y habite en las tiendas de Sem, y sea Canaán su esclavo. 28 En fin, Noé vivió después del diluvio trescientos cincuenta años. 29 Y así todos los días que vivió fueron novecientos cincuenta años, y murió.
Padre
Hijo
Espíritu Santo
Ángeles
Satanás
Comentario
Referencia
Ilustración
Atlas