Gen
Ex
Lev
Num
Deut
Jos
Jue
Rut
1 Sam
2 Sam
1 Re
2 Re
1 Cró
2 Cró
Esd
Neh
Tob
Jdt
Est
Job
Sal
Prov
Ecles
Cant
Sab
Sir
Isa
Jer
Lam
Bar
Ezeq
Dan
Os
Joel
Amós
Abd
Jon
Miq
Nah
Hab
Sof
Ag
Zac
Mal
1 Mac
2 Mac
Y me hizo volver hacia la puerta de la casa del Señor; y vi que brotaban aguas debajo del umbral de la casa hacia el oriente, pues la fachada de la casa miraba al oriente, y las aguas descendían hacia el lado derecho del templo, al mediodía del altar. 2 Y me condujo fuera por la puerta septentrional, y me hizo dar la vuelta por fuera hasta la puerta exterior que cae al oriente; y vi las aguas salir a borbollones por el lado derecho. 3 Aquel personaje, pues, dirigiéndose hacia el oriente, y teniendo en su mano la cuerda de medir, midió mil codos desde el manantial; y en seguida me hizo vadear el arroyo y me llegaba el agua a los tobillos. 4 Midió en seguida otros mil codos, y allí me hizo vadear el agua, que me llegaba a las rodillas. 5 De nuevo midió otros mil, y allí me hizo vadear el agua, la cual me llegaba hasta la cintura; y medidos otros mil, era ya tal el arroyo que no pude pasarlo, porque habían crecido las aguas de este arroyo profundo, de modo que no podía vadearse. 6 Me dijo entonces: Hijo de hombre, bien lo has visto ya; y me hizo salir y me volvió a la orilla del arroyo. 7 Y así que hube salido, he aquí en la orilla del arroyo un grandísimo número de árboles a una y otra parte. 8 Y me dijo el ángel: Estas aguas que corren hacia los montes de arena al oriente, y descienden a la llanura del desierto, entrarán en el mar y saldrán; y las aguas del mar quedarán salutíferas. 9 Y todo animal viviente de los que andan serpeando por donde pasa el arroyo tendrá vida; y habrá allí gran cantidad de peces después que llegaren estas aguas; y todos aquellos a quienes tocare este arroyo tendrán salud y vida. 10 Y los pescadores se pararán junto a estas aguas: Desde Engaddi hasta Engallim se pondrán redes a enjugar: serán muchísimas las especies de peces , y en grandísima abundancia, como los peces en el mar grande. 11 Pero fuera de sus riberas, y en sus lagunas o charcos, no serán salutíferas las aguas; y sólo servirán para salinas. 12 Y a lo largo del arroyo nacerá en sus riberas de una y otra parte toda especie de árboles fructíferos; no se les caerá la hoja, ni les faltarán jamás frutos; cada mes llevarán frutos nuevos, pues las aguas que los riegan saldrán del santuario; y sus frutos servirán de comida, y sus hojas para medicina.
13 Estas cosas dice el Señor Dios: Estos son los términos dentro de los cuales tendréis vosotros la posesión de la tierra dividida entre las doce tribus de Israel; pues José tiene doble porción. 14 Esta tierra prometida por mí con juramento a vuestros padres, la poseeréis todos igualmente, cada uno lo mismo que su hermano; y será esta tierra vuestra herencia. 15 Ved aquí, pues, los límites de la tierra: Por el lado del Norte, desde el mar grande, viniendo de Hetalón a Sedada, 16 a Emat, a Berota, a Sabarim, que está entre los confines de Damasco y los confines de Emat, la casa de Ticón, que está en los confines de Aurán. 17 Y sus confines serán desde el mar hasta el atrio de Enán, término de Damasco, y desde un lado del norte hasta el otro. Emat será el término por el lado del norte. 18 Su parte oriental será desde el medio de Aurán, y desde el medio de Damasco, y desde el medio de Calaad, y desde el medio de la tierra de Israel. El río Jordán será su término hacia el mar oriental. Mediréis también vosotros la parte oriental. 19 Y la parte meridional será desde Tamar o Palmira hasta las Aguas de Contradicción en Cades; y desde el torrente de Egipto hasta el mar grande o Mediterráneo, ésta es la parte de mediodía. 20 Y la parte occidental o del mar será el mar grande desde su extremo en línea recta hasta llegar a Emat: Es el lado de la parte del mar. 21 Y ésta es la tierra que os repartiréis entre las tribus de Israel; 22 y la sortearéis para herencia vuestra y de aquellos extranjeros que se unirán a vosotros, y procrearán hijos entre vosotros, y a quienes deberéis vosotros mirar como del mismo pueblo de los hijos de Israel; con vosotros entrarán en la parte de las posesiones en medio de las tribus de Israel. 23 Y en cualquier tribu que se halle el extranjero agregado, en ella le daréis su heredad o porción de tierra, dice el Señor Dios.

Mt

Mc

Lc

Jn

Hech

Rom

1 Cor

2 Cor

Gál

Efes

Fil

Col

1 Tes

2 Tes

1 Tim

2 Tim

Tit

Filem

Heb

Sant

1 Ped

2 Ped

1 Jn

2 Jn

3 Jn

Judas

Apoc

 

Padre
Hijo
Espíritu Santo
Ángeles
Satanás
Comentario
Referencia
Ilustración
Atlas