Gen
Ex
Lev
Num
Deut
Jos
Jue
Rut
1 Sam
2 Sam
1 Re
2 Re
1 Cró
2 Cró
Esd
Neh
Tob
Jdt
Est
Job
Sal
Prov
Ecles
Cant
Sab
Sir
Isa
Jer
Lam
Bar
Ezeq
Dan
Os
Joel
Amós
Abd
Jon
Miq
Nah
Hab
Sof
Ag
Zac
Mal
1 Mac
2 Mac
ACERCÁNDOSE a Jerusalén , luego que llegaron a la vista de Befage, al pie del monte de los Olivos, despachó Jesús a dos discípulos,

Loading...


2 diciéndoles: Id a esa aldea que se ve enfrente de vosotros, sin más diligencia encontraréis un asna atada, y su burrito con ella; desatadlos, y traédmelos. 3 Que si alguno os dijera algo, respondedle que los necesita el Señor; y al punto os los dejará llevar. 4 Todo esto sucedió en cumplimiento de lo que dijo el profeta: 5 Decid a la hija de Sión: Mira que viene a ti tu rey lleno de mansedumbre, sentado sobre un asna y su burrito, hijo de la que está acostumbrada al yugo.

Loading...


6 Idos los discípulos, hicieron lo que Jesús les mandó; 7 y trajeron el asna y el pollino, y los aparejaron con sus vestidos, y le hicieron sentar encima.

Loading...


8 Y una gran muchedumbre tendía por el camino sus vestidos; otros cortaban ramos u hojas de los árboles, y los ponían por donde había de pasar.

Loading...


9 Y tanto las gentes que iban delante, como las que venían detrás, clamaban diciendo: ¡Hosanna, al Hijo de David! ¡Bendito sea el que viene en nombre del Señor! ¡Hosanna en lo más alto de los cielos!

Loading...


10 Cuando entró en Jerusalén , se conmovió toda la ciudad, diciendo muchos: ¿Quién es éste?

Loading...


11 A lo que respondían las gentes: Este es Jesús , el profeta de Nazaret de Galilea. 12 Habiendo entrado Jesús en el templo de Dios, echó fuera de él a todos los que vendían allí y compraban, y derribó las mesas de los banqueros o cambiantes, y las sillas de los que vendían las palomas para los sacrificios.

Loading...


13 Y les dijo: Escrito está: Mi casa será llamada casa de oración; mas vosotros la tenéis hecha una cueva de ladrones.

Loading...


14 Al mismo tiempo se acercaron a él en el templo varios ciegos y cojos y los curó. 15 Pero los príncipes de los sacerdotes y los escribas, al ver las maravillas que hacía, y los niños que le aclamaban en el templo, diciendo: ¡Hosanna al Hijo de David!, se indignaron, 16 y le dijeron: ¡Oyes tú lo que dicen éstos? Jesús les respondió: Sí, por cierto; pues ¿no habéis leído jamás la profecía: De la boca de los infantes y niños de pecho es de donde sacaste la más perfecta alabanza?

Loading...


17 Y dejándolos, salió fuera de la ciudad a Betania, y se quedó allí. 18 La mañana siguiente, volviendo a la ciudad, tuvo hambre. 19 Y viendo una higuera junto al camino, se acercó a ella; en la cual, no hallando sino solamente hojas, le dijo: Nunca jamás nazca de ti fruto; y la higuera quedó luego seca.

Loading...


20 Lo que viendo los discípulos, se maravillaron y decían: ¿Cómo se ha secado en un instante?

Loading...


21 Y respondiendo Jesús , les dijo: En verdad os digo que si tenéis fe y no andáis vacilando, no solamente haréis esto de la higuera, sino que aun cuando digáis a ese monte: Arráncate y arrójate al mar, así lo hará;

Loading...


22 y todo cuanto pidiereis en la oración, como tengáis fe, lo alcanzaréis.

Loading...


23 Llegado al templo, se acercaron a él, cuando estaba ya enseñando, los príncipes de los sacerdotes y los ancianos o senadores del pueblo, y le preguntaron: ¿Con qué autoridad haces estas cosas, y quién te ha dado tal potestad?

Loading...


24 Les respondió Jesús : Yo también quiero haceros una pregunta, y si me respondéis a ella, os diré luego con qué autoridad hago estas cosas.
25 El bautismo de Juan, ¿de dónde era?, ¿del cielo o de los hombres? Mas ellos discurrían para consigo, diciendo: 26 Si respondemos del cielo, nos dirá: ¿Pues por qué no habéis creído en él? Si respondemos de los hombres, tenemos que temer al pueblo (porque todos miraban a Juan como un profeta).

Loading...


27 Por tanto, contestaron a Jesús , diciendo: No lo sabemos: Les replicó él en seguida: Pues yo tampoco os diré a vosotros con qué autoridad hago estas cosas. 28 ¿Y qué os parece lo que voy a decir? Un hombre tenía dos hijos, y llamando al primero, le dijo: Hijo, ve hoy a trabajar en mi viña; 29 y él respondió: No quiero. Pero después, arrepentido, fue. 30 Llamando al segundo, le dijo lo mismo, y aunque él respondió: Voy, Señor, no fue. 31 ¿Cuál de los dos hizo la voluntad del padre? El primero, dijeron ellos. Y Jesús prosiguió: En verdad os digo que los publicanos y las rameras os precederán y entrarán en el reino de Dios: 32 por cuanto vino Juan a vosotros por las sendas de la justicia, y no le creísteis; al mismo tiempo que los publicanos y las rameras le creyeron. Mas vosotros ni con ver esto os movisteis después a penitencia para creer en él. 33 Escuchad otra parábola. Erase un padre de familia que plantó una viña y la cercó de vallado; y cavando hizo en ella un lagar, edificó una torre, y la arrendó después a ciertos labradores, y se ausentó a un país lejano.

Loading...


34 Venida ya la sazón de los frutos, envió sus criados a los renteros para que percibiesen el fruto de ella. 35 Mas los renteros, acometiendo a los criados, apalearon al uno, mataron al otro, y al otro le apedrearon. 36 Por segunda vez envió nuevos criados en mayor número que los primeros, y los trataron de la misma manera.
37 Por último les envió a su hijo, diciendo para consigo: A mi hijo, por lo menos, le respetarán. 38 Pero los renteros, al ver al hijo, dijeron entre sí: Este es el heredero; venid, matémosle, y nos alzaremos con su herencia.

Loading...


39 Y agarrándole le echaron fuera de la viña, y le mataron. 40 Ahora bien, volviendo el dueño de la viña, ¿qué hará a aquellos labradores? 41 Hará, dijeron ellos, que esta gente tan mala perezca miserablemente, y arrendará su viña a otros labradores que le paguen los frutos a sus tiempos. 42 ¿Pues no habéis jamás leído en las Escrituras, les añadió Jesús : La piedra que desecharon los fabricantes, esa misma vino a ser la clave del ángulo? El Señor es el que ha hecho esto en nuestros días, y es una cosa admirable a nuestros ojos.

Loading...


43 Por lo cual os digo que os será quitado a vosotros el reino de Dios, y dado a gentes que rindan frutos de buenas obras. 44 Ello es, que quien se escandalizare o cayere sobre esta piedra, se hará pedazos; y ella hará añicos a aquel sobre quien cayere el día del juicio. 45 Oídas estas parábolas de Jesús , los príncipes de los sacerdotes y los fariseos entendieron que hablaba por ellos; 46 y queriendo prenderle, tuvieron miedo al pueblo; porque era mirado como un profeta.

Mt

Mc

Lc

Jn

Hech

Rom

1 Cor

2 Cor

Gál

Efes

Fil

Col

1 Tes

2 Tes

1 Tim

2 Tim

Tit

Filem

Heb

Sant

1 Ped

2 Ped

1 Jn

2 Jn

3 Jn

Judas

Apoc

 

Padre
Hijo
Espíritu Santo
Ángeles
Satanás
Comentario
Referencia
Ilustración
Atlas